Ecografía: ¿ Qué es ?

Una ecografía es un procedimiento médico que utiliza ondas de ultrasonido para crear una imagen de algo que está sucediendo dentro del cuerpo de una persona. Esto es un procedimiento muy común en el embarazo y es lo que produce las imágenes en blanco y negro del feto que muchos nuevos padres muestran orgullosos a sus amigos y familia. Los profesionales médicos utilizan la tecnología para una variedad de razones,  incluyendo evaluaciones de órganos y las biopsias de cáncer. Los cuadros generados a partir de ecografías dan a los expertos médicos una visión relativamente clara del cuerpo para entender lo que está pasando sin necesidad de realizar cirugía u otros procedimientos invasivos.

Ecografia



Cómo funcionan las máquinas de ecografía

Las máquinas de ultrasonido emiten ondas sonoras, a menudo conocidas como ondas de ultrasonido, que rebotan en los órganos, huesos y músculos. Las máquinas son capaces de calcular la distancia entre las ondas para generar una imagen muy precisa, que se muestra en la pantalla de un ordenador sofisticado.

En la mayoría de los casos, las ondas son  enviadas y recibidas desde una varita mágica- el instrumento conocido como transductor. Un técnico capacitado tocará  suavemente  la piel con el tubo transductor por encima del área de interés. Un gel o lubricante se aplica a menudo en primer lugar  para ayudar al tubo a que se deslice y amplificar las ondas de sonido y así generar una imagen más clara y más precisa. La mayoría de las sesiones de ultrasonido dan como resultado fotos desde muchos ángulos diferentes, que técnicos y profesionales médicos miran en secuencia para tener una idea de lo que ocurre internamente.

Uso de las ecografía en el embarazo

Médicos y equipos médicos en muchas partes del mundo utilizan tecnología de ultrasonido como una forma de supervisar el embarazo. Las ecografías pueden ayudar a identificar la anatomía básica del feto en desarrollo y a menudo pueden detectar anormalidades y defectos congénitos muy al inicio. La mayoría de las veces, esta tecnología también puede identificar el sexo del niño en crecimiento.

Los transductores para ecografías 2D estándar a veces no pueden detectar los detalles de un embarazo en fases muy tempranas. Cuando hay razones para revisar el progreso fetal dentro de los primeros meses de desarrollo del embarazo, los expertos médicos generalmente deben usar lo que se conoce como un transductor transvaginal, una varita muy estrecha que debe insertarse en la vagina de la mujer embarazada. Una vez en el lugar, el transductor es generalmente capaz de detectar la presencia del crecimiento fetal — aunque a menudo ni siquiera puede capturar el latido del bebé.

Otros usos médicos

Los profesionales de la salud suele utilizar la tecnología de ecografía o ultrasonido para investigar las posibles causas desconocidas de algún dolor interno, así como para diagnosticar y monitorear crecimientos inusuales tales como tumores, etc… Las imágenes producidas por las ondas sonoras pueden ayudar a los expertos a tener más claro lo que ocurre dentro del cuerpo. La tecnología puede identificar malformaciones de órganos, hematomas u otras lesiones internas. Conseguir una buena ecografía, por ejemplo con la ecografía 4d,  puede ayudar a los profesionales médicos antes de tener que recurrir a la cirugía u otros tratamientos más agresivos.

Posibles riesgos

La ecografía se considera una técnica de bajo riesgo y normalmente se clasifica como “no invasiva”. Esto, sin embargo, no significa que siempre sean totalmente seguras. Las ondas de sonido utilizadas suben el calor de los tejidos del cuerpo ligeramente y también pueden crear pequeñas bolsas de gas aunque esto sea en raras ocasiones. Aunque no sea necesariamente perjudicial, estos efectos ocasionalmente causará complicaciones, particularmente cuando los vasos sanguíneos y la densidad ósea están involucrados — gases calientes en estas áreas pueden causar malestar, coagulación de la sangre y debilitamiento estructural.

Para mitigar los posibles riesgos para el bebé en desarrollo, la mayoría de profesionales médicos utilizan la ecografía únicamente cuando es necesaria durante el embarazo. Aunque a menudo los padres quieren ver las imágenes de su bebé en crecimiento en cada visita al doctor, ahora más si cabe con el surgimiento de la ecografia 4d, esto no es generalmente permitido a menos que haya una necesidad médica legítima. Limitar el número de ecografías  es una de las maneras en que los profesionales médicos protegen a bebés de riesgos potenciales. Escuchar el latido del corazón fetal y el seguimiento de los análisis de sangre de la madre son a menudo tan eficaces para hacer que el bebé sea saludable como una imagen o ecografía en tiempo real.

Preparación para el procedimiento

Las ecografías son normalmente muy fáciles de realizar, y los pacientes generalmente no necesitan hacer nada especial para prepararse. Llevar ropa holgada es generalmente una buena idea, porque a menudo necesitará moverse o desplazarse las prendas con el fin de colocar el transductor sobre la piel. Por lo demás sólo queda estar tranquilos y tomar respiraciones profundas, suele ser la mejor manera de prepararse.

Resumen
Fecha de la reseña
Artículo valorado
¿Qué es la ecografía?
Valoración
5
No Comments